Últimos artículos

  • Una pista de gravas destroza el entorno del Camino de Santiago

    24 de mayo de 2013, por Redactor 0

    La Confederación General del Trabajo denuncia que el Camino de Santiago a su paso por Aragón, Patrimonio de la Humanidad reconocido por la UNESCO y declarado Bien de Interés Cultural por el Gobierno de Aragón, es un ejemplo claro de la desprotección efectiva del Patrimonio Cultural cuando la propia administración es la responsable última de su deterioro y destrucción.

  • Historia

    24 de mayo de 2013, por Redactor 0
    JPEG - 126.9 KB

    A partir de un castillo de frontera, fundado por los musulmanes y refundado por los primeros aragoneses, se fue formando desde el siglo XI la villa de Ruesta. Seguramente, en su primer estado fue Ruesta una villa comercial nacida, al pairo del camino de Santiago; cuando los reinos de Aragón y Pamplona se separaron y la Canal de Berdún se sumergió en un permanente estado de guerra, Ruesta dejó de ser burguesa para fortificarse y llenarse de carácter guerrero.

    Tras la reunificación de Aragón y Navarra en la monarquía hispánica, los pacíficos agricultores y ganaderos que poblaron la ciudad desde el siglo XV aún le harían experimentar profundas transformaciones, sustituyendo la pequeña parroquia románica de Santa María por una gran iglesia renacentista, perfilando una gran plaza ante ella y trazando la calle Mayor que desde la plaza llevaba a los pies del castillo, escoltada por casonas solariegas y algún palacio - entre ellos la Casa Consistorial - levantados entre los siglos XVI y XVIII.

    Situada en un medio hostil y poco propicio para la agricultura, Ruesta gozó de una situación privilegiada. Como Tiermas, estuvo bien comunicada y tuvo una crecida población, hasta que, a comienzos de los años sesenta de nuestro siglo; la barbarie desarrollista eligió este valle del río Aragón para la construcción del embalse de Yesa. Sé inundaron las mejores tierras y, como los habitantes de Tiermas o Escó, la gente se marchó de Ruesta. Las casas se cerraron, se apagaron las voces y la mala hierba comenzó a invadir las calles. Durante treinta años, Ruesta ha sido un pueblo muerto. Cada día, se ha hundido un tejado, ha caído una fachada y un expoliador se ha llevado un poco más de lo poco que quedaba.

    Frente al dramatismo del abandono y el expolio, Ruesta se ofrece como una villa- museo que, en su desnudez, muestra lo que en muchas ciudades oculta una edificación mejor conservada y renovada en los últimos decenios: la evolución urbana de una ciudad que nace, se desarrolla y muere, siempre la misma y siempre cambiante. Lo que las piedras pueden disimularlo dejan ver las calles y los muros, aunque no podamos admirar en perfecto estado las fachadas de sus casas solariegas renacentistas, ni de sus caserones dieciochescos, perdidos por obra del tiempo y de los hombres, el valor de lo que queda es aún inapreciable.

    Dentro del casco urbano, el castillo, los restos de la muralla y la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, son hitos históricos y ejemplares arquitectónicos con un valor propio indudable. Tan indudable como el de la rehabilitada ermita de Santiago, buen ejemplar tenido por uno de los más antiguos edificios religioso románicos aragoneses. La modestia con que se yergue la ermita románica de San Juan Bautista, solitaria al lado del pantano, no debe engañarnos respecto a la importancia histórica del sitio, muy cerca de donde se ubicó el antiguo monasterio cluniacense de San Juan de Maltray, fundado por el navarro Sancho Garcés I tras la conquista de castillo musulmán de Ruesta.

    Las casas de Lacadena, Pascual y Sánchez, en la plaza de la Iglesia, no son ya los notables caserones tardomedievales que describió Abbad Ríos hace cuarenta años y hoy pueden darse por perdidos sin remedio. Mejor suerte corrió el palacio de los marqueses de Lacadena (casa del Chocolatero); al otro lado de la plaza: el sólido bien mantenido caserón del siglo XVI será, seguramente, la próxima obra que se emprenda en el casco urbano. En la calle Mayor, las casas Madé y Primo, del XVIII o la Capellanía, del XVII, han perdido sus elementos más valiosos, pero aún permiten adivinar, casi en su esqueleto, su antiguo esplendor; manifiesto en la milagrosa pervivencia de unos cuantos elementos aislados: algún arco blasonado, e imponente lagar cilíndrico de la Capellanía, la escalera del jardín de la casa Primo o las bien proporcionadas fachadas de esta casa, de la cercana Madé o de la Abadía. La Casa Consistorial acabó de hundirse con el último temblor sísmico - pequeño pero suficiente - de los que de vez en cuando sacuden la zona.

    Queda la trama urbana. Una trama nítidamente dibujada que nos muestra, paso a paso, cómo se forma una ciudad. Cómo modifica su trazado, cómo se desplaza y se recompone para adaptarse a los nuevos modos de vida. Queda el esqueleto de una forma de vida que la industrialización y la modernidad han hecho desaparecer; seguramente para siempre: la vida rural reflejada en esas casas dobladas, en las que las plantas bajas eran para los animales y las altas para las personas, con pajares para el grano y lagares para el vino; con ventanas pequeñas para protegerse de la intemperie, misteriosas invocaciones pintadas con brea en los aleros, zaguanes decorados con dibujos protectores formados con guijarros.

    comentar |3549 visitas |No mostrar
  • COMO LLEGAR

    17 de abril de 2013, por Redactor 0

    Hay mil rutas para llegar a Ruesta, puedes alternar vías de diversas categorías, de alta y de bajísima velocidad. Si tienes dudas, llámanos y te indicaremos cuál es la mejor manera de llegar.

    Por carretera:

    Desde Zaragoza

    Zaragoza-Alagón por la A 68 / Alagón- Sos del Rey Católico por la A-127 / Sos del Rey Católico-Ruesta por la A-1601 pasando por Navardún, Urriés.

    Desde Huesca

    Huesca-Jaca por la N 330 ó A 23 por Sabiñánigo / Jaca –desvio a Sos del Rey Católico/Artieda por la N 240 / desvio a Sos del Rey Católico/Artieda-Ruesta por la A 1601.

    Desde Pamplona

    Pamplona-Liédena por la A 21 / Liédena- desvio a Sos del Rey Católico/Artieda por la N 240 / desvio a Sos del Rey Católico/Artieda-Ruesta por la A 1601.

    Desde Madrid

    Madrid-La Almunia de Doña Gomina por la A 2 / La Almunia de Doña Godina -Gallur por la A 122 / Gallur- Sos del Rey Católico por la A-127 / Sos del Rey Católico-Ruesta por la A-1601 pasando por Navardún, Urriés.

    Desde Barcelona

    Barcelona-Lleida por la A2 / Lleida-Huesca por la A 22 / Huesca-Puente la Reina de Jaca por la A 132 por Ayerbe / Puente la Reina de Jaca-desvio a Sos del Rey Católico/Artieda por la N 240 / desvio a Sos del Rey Católico/Artieda-Ruesta por la A 1601.

    En autobus:

    Los puntos de partida son o Zaragoza o Pamplona.
    Si salimos de Zaragoza, es necesario utilizar la línea Zaragoza-Jaca haciendo transbordo con la línea Jaca-Pamplona. Si se sale de Pamplona, la línea es Pamplona-Jaca. Hay que bajarse en Venta Carrica.

    www.alosa.es

    Zaragoza-Jaca Jaca-Pamplona

    Pamplona-Jaca

    Por Tren:

    Las estaciones más cercanas son Zaragoza, Pamplona y Jaca.

    www.renfe.es

    comentar |8561 visitas |No mostrar
  • Rutas

    17 de octubre de 2011, por Redactor 0

    Artieda: A 12 km. de Ruesta, 652 m. sobre el nivel del mar, restos románicos.

    Undúes de Lerda: A 30 km. de Ruesta, carretera de Sos del Rey Católico, 633 m. sobre el nivel del mar. Conjunto urbanístico típico de la zona, con casas palaciegas e iglesia del siglo XVI.

    Pintano: A 25 km. de Ruesta, carretera Undués-Pintano. 809 m. de altitud, casas solariegas pirenáicas y bello paisaje.

    Navardún: A 22 km. de Ruesta, carretera de Sos del Rey Católico, 557 m. sobre el nivel del mar. En este pueblo se encuentra la mayor torre vigia de estilo gótico de la comarca de las Cinco Villas. A 3 km., se encuentra el antiquísimo pueblo de Gordún, 20 casas solariegas alrededor de una plaza, estos dos pueblos, junto con Berdún son claros exponentes de la presencia céltica de la zona.

    Sos del Rey Católico: a 25 km. de Ruesta dirección Zaragoza, el núcleo urbano conserva su sabor medieval, de gran interés artístico.

    Uncastillo: a 50 km, es visita obligada en la ruta del románico de Aragón. Es uno de los pueblos con mayor riqueza y patrimonio de todo el estado en lo que a románico se refiere.

    Castillo de Javierre y Monasterio de Leyre: a 30 km. de Ruesta dirección Pamplona, a la izquierda y derecha de la carretera respectivamente.

    Frontera Francesa: a 70 km. de Ruesta, carretera desde Jaca a Somport.

    Rutas Pirenaicas: Jaca (50 km), Hecho y Ansó (60 km), Rocal y Belagua (Pirineo Navarro, 40 km).

    Hecho y Siresa: A 75 km. de Ruesta, dirección Jaca, desvio en Puente la Reina, nos encontraremos con el Monasterio de Siresa y al final del valle La Selva de Oza.

    Anso y Valle de Zurita: A 71 km. de Ruesta, dirección Jaca. Auténtico paisaje altoaragonés, valle frondoso y suave.

    Aisa - Borao: A 70 km. de Ruesta, carretera desde Jaca, se ven las cumbres del pico de Aspe.

    Aragües del Puerto: A 65 km. de Ruesta, dirección Jaca, paisaje del alto Aragón. Próximo al Valle de los Sarrios.

    Roncal y Belagua (Valles navarros): A 40 km. de Ruesta, dirección Pamplona, Pirineo Navarro. Belagua es paso fronterizo a Francia.

    Ruta del Río Aragón: se puede recorrer en el día, esta interesante ruta, del río más importante de la zona occidental del Pirineo aragonés, por su caudal y su historia. Saliendo de Ruesta y dejando a nuestro lado izquierdo el embalse de Yesa, seguiremos dirección a Jaca, atravesando la canal de Berdúm hasta llegar a Jaca, donde podemos visitar la zona del casco viejo, la catedral o la ciudadela.

    La Val d´Onsella: Saliendo de Ruesta en dirección Sos, una vez que lleguemos a Navardún, iremos en dirección Isuerre. Esta carretera pasa por Isuerre, Lobera y finaliza en Longás. Pueblo este último singular a pie de la sierra de Sto. domingo, y desde donde se pueden hacer agradables excursiones a pie hacia la sierra, en donde podemos observar numerosos anidamientos de buitres y con un poco de suerte avistaremos a una de la escasísimas parejas de quebrantahuesos.

    Foz de Lumbier: lugar de obligada visita, situado a unos 30 km dirección a Pamplona, en donde observar muy cerca los caprichos de la naturaleza en la foz y multitud de buitres silvando con su vuelo por encima de nuestras cabezas.

    Monasterio de San Juan de la Peña: a 38 km en dirección a Jaca, magnífico conjunto románico en un espectacular paisaje.

    comentar |1522 visitas
  • Excursiones

    17 de octubre de 2011, por Redactor 0

    Excursiones cortas, a pie, en bicicleta o en canoa:

    Ermita de Santiago de Ruesta: desde la zona de albergues se accede a ella recorriendo la senda que lleva al camping. Es un paseo para hacerlo a pie en aproximadamente 10 minutos, accesible para todo el mundo.

    Ermita de San Sebastian: para llegar a ella, debemos tomar el camino de Santiago desde Ruesta en dirección Artieda. Aconsejamos ir a pie (aproximadamente 25 minutos)

    Mirador de Vidiella: se trata de un punto de observación forestal situadoen lo alto del monte Vidiella. Posee una excepcional vista, la canal de Berdum, la sierra de los Pintanos, la sierra de Leyre y todo el embalse de Yesa. Desde los albergues debemos tomar la única pista que sube nada más cruzar la carretera. Es un caminno para hacerlo a pie, mantiene una pendiente constante hasta llegar a la cima (aproximadamente 45 minutos).

    El embalse: en 1977, se inauguró la pista que accede al pantano desde los albergues. Se puede ir a pie (Cinco minutos) o en coche. La pista esta situada ala derecha, unos 100 metros antes de llegar a Ruesta, viniendo desde Artieda, y nos lleva hasta un llano a orillas del pantano, donde poder tomar el sol, bañarnos o alquilar una canoa y adentrarnos en el pantano.

    Ruta en canoa: una visita al Pantano en canoa puede ser una experiencia inolvidable. Aconsejamos la ruta que comienza al final de la pista que lleva al pantano. A partir de ahí debemos tomar la dirección al río Regal que se adentra hasta llegar al camping. La temporada ideal para hacer esta ruta es en primavera, ya que el pantano esta habitualmente en su mejor nivel. Tendremos la impresión de estar en el "amazonas", y es posible que tengamos alguna dificultad para sortear los árboles y la vegetación que nos encontremos mientras navegamos.

    A Pintano: recomendamos realizar esta ruta en bicicleta de montaña. La entrada a la pista que debemos coger se halla a dos kilómetros desde los albergues en dirección a Sos del Rey Católico, justo después de pasar el puente sobre el río Regal y 100 metros antes de llegar a la entrada del camping por carretera. Llegar a Pintano en la bicicleta nos puede costar al rededor de una hora y quince minutos, aunque perfectamente podemos quedarnos a mitad de camino y tomar un buen almuerzo en algunos de los prados y choperas cercanas.

    Camino de santiago: una buena opción puede ser hacer una etapa del camino de santiago, en concreto Ruesta-Undués de Lerda. La marcha nos llevará alrededor de dos horas y media. una vez en Undués de lerda, podemos visitar un nevero medieval y parte de la calzada romana.

    comentar |1454 visitas

0 | 5 | 10